Las bombillas halógenas condenadas a desaparecer

Desde el 1 de septiembre de 2019 la normativa europea prohíbe la fabricación de bombillas halógenas, que serán sustituidas por lámparas de LED, y generará un gran ahorro energético.

Es un paso muy importante sustituir las bombillas halógenas por las LED, y se logrará ahorrar 40.000 millones de kilovatios hora para 2020, ya que estas bombillas son más eficientes y mucho más duraderas.

El reglamento promulgado por el Parlamento Europeo impide fabricar bombillas halógenas en Europa a partir del 1 de septiembre, pero permite vender las bombillas que los comercios tengan en el almacén.

Las bombillas halógenas son menos eficientes, debido a que parte de la energía que producen se convierte en calor, mientras que en las LED casi toda la energía se dirige a la producción de luz.

Por otro lado, las lámparas halógenas contienen mercurio, un elemento químico altamente contaminante para el medio ambiente, y hay que tener cuidado a la hora de reciclarlas.

El Parlamento Europeo lleva a cabo una lucha en favor de la eficiencia energética desde la supresión de las lámparas incandescentes en 2009, para después apagar los focos halógenos en 2016, y ahora iniciamos una nueva época con la sustitución de las bombillas halógenas por lámparas led.

La producción eléctrica con energía hidráulica en España remonta y aumenta más de un 80%

Según las estadísticas de la Red Eléctrica de España (REE), en la Península Ibérica, la producción eléctrica con energía hidráulica alcanza en lo que va de año los 24.674 (GWh). Esto implica que se ha producido un incremento del 82,3% con respecto al mismo periodo del pasado año 2017. En 2017 la producción eléctrica con energía hidráulica se redujo un 49,1%.

Esta información arroja un dato interesante: la energía hidráulica ha sido el origen del 16,4% de la electricidad generada en España en lo que va de año. En 2018, la producción eléctrica con energía hidráulica sólo es superada por la energía nuclear y eólica. La energía eólica pugna con la nuclear por liderar la generación en la Península Ibérica.Entre el resto de fuentes de energía con una aportación importante en España, la energía nuclear está en primer lugar con un 20,9% (pese a descender un 8,6% en lo que va de año); el carbón supone el 12,4% (también ha descendido un 25,8%); la cogeneración un 11,5% (ha aumentado un 1,7%); y los ciclos combinados de gas el 9,4% (descendiendo también un 15,4%).

Fuente: Expansión

¿Cómo será la energía que nos abastecerá en 2050?

Bloomberg New Energy Finance ha publicado un informe llamado “New Energy Outlook 2018” en el que prevé que en el año 2050 el 64% de la generación mundial de energía corresponderá a las renovables. Este porcentaje aumenta hasta el 71% si agregamos a la ecuación todas las no contaminantes (como la energía nuclear). Las predicciones para Europa son aún más optimistas ya que se calcula que las fuentes limpias supondrán un 87% de la producción total.

La clave para que se produzca esta situación está en las baterías de almacenaje, ya que el desarrollo de estos dispositivos jugará un papel fundamental en el sector y en la adopción masiva de la eólica y la solar, permitiendo hacer acopio de la energía que no se consume en el momento, para que se utilice sólo cuando se necesite. Se calcula que hasta el año 2050 se destinarán aproximadamente 470.000 millones de euros para perfeccionar estas baterías.

Más llamativa si cabe es la cifras que manejará el conjunto del sector renovable, en el que se espera que la inversión ascienda hasta los 9,86 billones de euros en los próximos 30 años. Un total de 8,4 billones de dólares irán a parar a la eólica y a la solar y otro billón y medio a otras energías no contaminantes, como la hidráulica o la nuclear. Se estima además que en dicho periodo los costes que conlleva la puesta en marcha de una planta fotovoltaica se recorten un 71% respecto a las cifras actuales y que los que acarrea la instalación de un parque eólico caigan un 58%.

Por otro lado, y como consecuencia de lo anteriormente comentado, se estima que la aportación del carbón a la producción energética mundial disminuya hasta el 11% en 2050 (actualmente es del 38%). El gas se alzará como el principal respaldo y complemento de las renovables, lo que le granjeará un billón en inversiones en los próximos años. Estos cambios provocarán que las nocivas emisiones de CO2 mermen a razón de un 2% anual a partir de 2027, momento en el que alcanzarán su punto álgido.

Fuente: Expansión

Las renovables españolas registraron en 2017 la producción más baja de los últimos 5 años

Durante el pasado año 2017, la sequía aguó la fiesta a las ‘verdes’ y obligó a España a recurrir a las fuentes de energía contaminantes para abastecerse, lo que supuso un incremento de las emisiones de CO2 en nuestro país, contribuyendo de manera notable al aumento del precio de la energía en el mercado eléctrico.

Aunque a día de hoy, con el eco del mes de marzo más lluvioso de los últimos 14 años reverberando aún en nuestros paraguas, nos cueste creerlo, el pasado año 2017 estuvo marcado por una ausencia de lluvias que lastró el avance renovable de nuestro país, según confirman los informes “El sistema eléctrico español 2017” y “Las energías renovables en el sistema eléctrico español 2017” de Red Eléctrica de España (REE).

Puedes acceder desde aquí a la noticia completa publicada en Expansión

Las pequeñas eléctricas ganan mercado a Endesa, Iberdrola y Gas Natural

Fenie, Podo, Holaluz, Aldro y Factor logran un récord de captación y ‘roban’ 1,6 millones de clientes a Endesa, Iberdrola, Gas Natural, EDP y Viesgo.

Las comercializadoras de electricidad independientes, como Fenie, Podo, Holaluz, Aldro y Factor Energía, entre otras, están alcanzado tasas récord de captación de clientes en España.

Accede a la información completa en esta noticia publicada en Expansión.

España se alza como el segundo país de la UE con mayor aumento de producción en energía renovable

La eólica y la hidráulica generan más de la mitad de la electricidad producida en marzo.

El agua y el viento fueron el origen del 51,9% de la electricidad producida en España, en el territorio peninsular, en marzo al generar entre ambas un total de 10.945 GWh (gigavatios hora). Así se desprende de las estadísticas de Red Eléctrica de España (REE), que revelan que, en marzo, hasta el día 28, la producción hidráulica alcanzó los 4.008 GWh, un 62,9% más que un año antes. Por otra parte, la generación de origen eólico se incrementó un 62,7%, alcanzando los 6.937 GWh. De hecho, fue la fuente con mayor aportación. En lo que va de año, la producción hidráulica alcanza los 8.599 GWh, lo que supone un incremento del 33,2% con respecto al inicio de 2017, año en que la aportación de este tipo de energía se redujo un 49,1%.

La energía eólica ha liderado la generación en lo que va de año, con 16.836 GWh, un 20,6% más. Con ello, en el primer trimestre, el viento ha generado el 26,5% de la electricidad y el agua el 13,5%, lo que supone que la aportación de ambas fuentes alcanza el 40%. El resto de fuentes con una aportación importante; la nuclear baja un 7,2% en lo que va de año, hasta los 13.743 GWh, el carbón un 22,7%, hasta los 7.790 GWh y los ciclos combinados de gas un 6,3%, hasta los 5.6399 GWh.

Baja el precio de la electricidad en enero de 2018

El precio de la electricidad arranca el año 2018 marcando su nivel más bajo desde mayo de 2016, con una media para el día 1 de enero de 7,64 euros por megavatio hora (MWh), según datos recogidos por Europa Press.

Este precio representa una caída de más del 67% con respecto a los 23,63 euros por MWh de media marcados para este último día del año y el nivel más bajo desde el día 8 de mayo de 2016, cuando el mercado mayorista marcó una media de 5,46 euros por MWh.

La participación de las renovables, especialmente la eólica, en la generación, cubriendo en algunos momentos casi el 50%, es una de las causas principales de este abaratamiento en el mercado mayorista, también llamado pool.

De esta manera, el precio de la electricidad arranca el año 2018 dando un importante respiro, después de haber cerrado diciembre con un nuevo repunte en torno al 1,5%, que elevaba el incremento en este 2017 con respecto al año pasado más de un 10%, unos 88 euros más.

 

El mercado mayorista

El mercado mayorista, también conocido como ‘pool’, funciona de forma marginalista, de modo que las tecnologías entran por orden de coste y la última de ellas en participar, la más cara, marca el precio para el conjunto. Los precios horarios se aplican a los consumidores domésticos que dispongan de contadores ‘inteligentes’ y tarificación por horas, entre los que figuran los usuarios que tienen contratado el Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC) y disponen de estos aparatos.

El precio mayorista de la electricidad tiene un peso cercano al 35% sobre el recibo final, mientras que alrededor del 40% corresponde a los peajes y cerca del 25% restante, al IVA y al Impuesto de Electricidad.

El Gobierno ha congelado para 2018 los peajes y cargos eléctricos con los que los consumidores sufragan los costes regulados. Por su parte, los precios diarios del mercado mayorista se fijan con un día de antelación, alrededor del mediodía.

Cómo ahorrar energía en el hogar este invierno: 12 formas de hacerlo

Estamos a finales de noviembre. Diciembre ya casi está aquí. El invierno está a la vuelta de la esquina, y la llegada del frío supone que el consumo energético aumente y con ello nuestras facturas. Gestos sencillos en la forma de gestionar el consumo energético en el hogar pueden reducir de forma considerable la factura de luz y gas. Aquí te dejamos 12 formas de ahorrar energía en el hogar este invierno sin necesidad de realizar ninguna inversión extra:

  1. Revisa el aislamiento. Un 30% del calor de la vivienda se pierde por los pequeños huecos de ventanas y puertas. Revisa las rendijas y espacios de puertas y ventanas para evitar que esto suceda, así como los cajetines de las persianas. Cubre los huecos por los que pueda haber escapes y coloca burletes en las juntas.
  2. Ajusta la temperatura. Se recomienda mantener una temperatura de 21 ͦ en invierno. Por cada grado de temperatura que subamos la calefacción por encima de esa temperatura, el consumo aumentará en un 10%.
  3. Ventila la casa el tiempo justo. 15 minutos al día son suficientes para airear una habitación. Es recomendable hacerlo en el periodo más cálido del día, de forma que el cuarto pierda el mínimo calor posible.
  4. Aprovecha el sol para calentar tu casa. Aprovecha el sol para calentar la casa en invierno, dejando entrar la luz en los momentos más cálidos del día. Cuando éste se ponga, las persianas o cortinas ayudarán a mantener el calor en el hogar.
  5. Ajusta la potencia contratada al gasto real del hogar. Revisa la potencia contratada en el hogar y en caso de que sea necesario, comprueba si es posible reducirla. Cambiar la potencia solo te supondrá unos 10 euros por la visita del técnico a tu domicilio y, sin embargo, pasar de una potencia contrata de 5.75 kWh a 4.6 kWh, supondrá un ahorro de unos 30 euros al año.
  6. Ajusta el consumo de luz a la actividad que realices. Utiliza la luz adecuada para cada actividad. Por ejemplo, ver la televisión no precisa la misma iluminación que la lectura. Mantener las bombillas y pantallas limpias también ayudará a que necesitemos menos cantidad de luces encendidas.
  7. Haz un uso eficiente de tus electrodomésticos. Pon la lavadora o el lavavajillas sólo cuando la carga esté completa y procura no dejar los electrodomésticos en modo de espera o stand by si no haces uso de ellos. En ese caso es mejor apagarlos o desenchufarlos. Cuando te toque renovar tus electrodomésticos, ten en cuenta que aquellos que tengan la etiqueta A+, A++ ó A+++ supondrán un mayor ahorro en la factura eléctrica.
  8. Reduce la temperatura al hacer la colada. Lavando la ropa a 40 ͦ en vez de a 60 ͦ puedes ahorrar hasta un 55% de energía. Elegir correctamente el programa de lavado reducirá el consumo de energía y de agua.
  9. Considera la opción de escoger una tarifa eléctrica con discriminación horaria y ajusta tu consumo a ella. Un hogar medio que consiga desviar el 65% de su consumo al horario valle, podría obtener un ahorro anual de hasta 200 euros.
  10. Realiza un mantenimiento adecuado de los electrodomésticos. Además de alargar la vida de nuestros electrodomésticos, si los mantienes limpios rendirán mejor, permitiendo ahorrar energía.
  11. Ajusta la temperatura del refrigerador y aprende a usarlo de forma eficiente. No compres un frigorífico más grande de lo necesario, colócalo en un lugar fresco y regula su temperatura entre 3 ͦ y 7 ͦ  (la del congelador entre -20ºC y -18ºC). Es importante mantener la parte trasera ventilada y sin polvo, además de eliminar la escarcha. Son suficientes 2 milímetros para aumentar un 10% el consumo de energía.
  12. Al cocinar, ajusta el tamaño del fuego al del recipiente a calentar. Ahorrarás energía usando el microondas y la olla a presión y, si tienes vitrocerámica, apaga el fuego cinco minutos antes de terminar la cocción para aprovechar el calor residual para terminar de cocinar los alimentos.

Es igualmente importante que compares las ofertas de gas y electricidad de las diferentes compañías para elegir la que mejor se adapte a tu consumo al mejor precio. De esta forma podrás ahorrar hasta 168 euros en la factura de la luz y 105 en la del gas.

Esperemos que todos estos consejos te puedan servir de ayuda para pasar el invierno sin que ello suponga un desembolso extra en la economía de tu hogar.